Pronóstico climático: invierno menos frío, y con excesos en el noreste

El otoño meteorológico finalizó más cálido que lo habitual en el país y con excesos de lluvias sobre el noreste que incrementaron notablemente el caudal de los ríos. Este panorama se acentuaría en esta nueva estación según el pronóstico oficial del Servicio Meteorológico Nacional.

Christian Garavaglia Christian Garavaglia 04 Jun 2019 - 14:29 UTC
Cataratas del Iguazú desborde crecida lluvias pronóstico invierno
Los principales ríos del noreste argentino aumentaron notablemente su caudal en mayo. El pronóstico invernal no es alentador.

Con el cierre del mes de mayo concluyó el trimestre conocido como otoño meteorológico, una estación que se caracteriza por la alternancia entre periodos cálidos y periodos fríos pero que en este 2019 mostró muy poco de esta cualidad.

Un rasgo destacado del trimestre fue que finalizó sin grandes irrupciones de aire polar sobre el centro y norte del país, a pesar de haber tenido algunos eventos significativos de nevadas sobre la cordillera. El otoño comenzó algo más frío que lo habitual, progresando a condiciones mucho más cálidas que lo esperado. En marzo el país registró anomalías negativas de temperatura en casi toda su extensión, pero el patrón se revirtió notablemente en abril y se mantuvo la tendencia en este último mes de mayo.

Otoño con excesos en el noreste y crecida de ríos

Mayo terminó siendo un mes con un número elevado de días húmedos con abundante nubosidad sobre Cuyo y la región Central. Esta situación estuvo asociada a las primeras nevadas importantes de la temporada en alta montaña y en sierras más bajas de varias provincias como Córdoba o San Luis. Una mayor frecuencia de lloviznas o lluvias débiles en la región Pampeana hizo que mayo culminara con precipitaciones del orden de la normalidad, a diferencia de los secos meses anteriores. Aun así, el balance final del otoño muestra un claro déficit de lluvias en la región más productiva del país, con mermas de de 100 a 200mm en sectores puntuales del centro y norte bonaerense y noreste de La Pampa.

Muy distinta es la situación del noreste argentino, en donde se acentuaron las lluvias durante mayo, con registros superiores a los 150mm. El trimestre otoñal concluyó con excesos de más de 300mm particularmente sobre la provincia de Misiones. Esta situación excede al territorio nacional y se replica sobre Paraguay y el sur de Brasil, con lluvias precipitando en las nacientes de los principales ríos de la región y que hoy en día empiezan a mostrar complicaciones aguas abajo.

Uno de los ríos más comprometidos es el río Paraguay, el cual mostró un notable incremento en el nivel de sus aguas durante mayo, manteniéndose muy por encima del nivel de evacuación en los principales puertos de las provincias de Formosa y Chaco. El río Iguazú también incrementó notablemente su caudal y sus consecuencias se hacen notar actualmente en las Cataratas, con paseos y pasarelas cerradas al público, especialmente del lado brasileño.

Proyecciones para el invierno

Desde el punto de vista astronómico, este año el invierno comenzará exactamente el 21 de junio a las 12.54 hora argentina. Desde aspecto meteorológico el invierno ya inició, y se extenderá por el próximo trimestre hasta agosto inclusive. El Servicio Meteorológico Nacional suministró un pronóstico cualitativo para la nueva estación que no dista demasiado de lo que se ha venido observando en el otoño.

Pronostico climático trimestral Argentina SMN
Pronóstico climático de precipitación (panel izquierdo) y temperatura (panel derecho) para el invierno meteorológico. Fuente: SMN.

Existe un consenso general sobre la idea de que seguirán presentándose temperaturas normales o superiores a lo normal en toda la Argentina, con mayor probabilidad sobre las regiones del noroeste, extremo noreste, y centro y norte de la Patagonia.

El pronóstico de precipitaciones no es alentador para el noreste argentino, considerando el estado actual de los ríos de la región. Las lluvias seguirían siendo superiores a lo normal y esto podría acentuar las complicaciones en las provincias del noreste del país durante los próximos meses. Tampoco es favorable el pronóstico para el sector cordillerano de Cuyo y Patagonia en esta época clave del año en donde se aguardan nevadas que fomenten tanto el turismo invernal como la disponibilidad de agua para los meses más cálidos en los ríos de la región. Tal como viene sucediendo en los últimos años, el invierno presentaría precipitaciones deficitarias o dentro del rango de la normalidad.

La región Central, por su parte, presentaría un invierno con precipitaciones normales, o levemente superiores a lo normal, fundamentalmente sobre Córdoba, sur de Santa Fe, y norte y este de Buenos Aires.

Publicidad