meteored.com.ar

El cambio climático fuerza a reubicar el campamento base del Everest

El campamento base del Everest se asienta sobre el desestabilizado glaciar Khumbu. Grietas, desmoronamientos y sobreexplotación humana llevan a pensar en un traslado 200 a 400 m más abajo a realizarse en 2024.

Everest campamento base
Se producen alrededor de 4.000 litros de orina en el campamento base todos los días.

Nepal se prepara para trasladar su campamento base del Everest porque el calentamiento global y la actividad humana lo han vuelto inseguro.

El campamento, que es utilizado por hasta 1.500 personas en la temporada de escalada de primavera, está situado en el glaciar Khumbu, que está perdiendo hielo con mucha rapidez.

El campamento actualmente se encuentra a una altitud de 5.364 m. El nuevo estará entre 200 y 400 metros más abajo, dijo a la BBC Taranath Adhikari, director general del departamento de Turismo de Nepal.

Adhikari agregó que "se trata básicamente de adaptarse a los cambios que estamos viendo en el campo base, algo que se ha vuelto fundamental para la sostenibilidad del propio negocio del alpinismo".

Según los investigadores, el agua derretida está desestabilizando el glaciar, y los escaladores aseguran que cada vez aparecen más grietas en el campamento base mientras duermen.

El desestabilizado glaciar Khumbu

Meses atrás te contábamos en Meteored Argentina de un estudio realizado sobre el glaciar South Col, el más elevado que presenta el Everest a 8020 m. A esas altitudes se podría suponer que el derretimiento de las masas de hielo no es tan alarmante como sucede en cotas más bajas, pero el estudio demostró que no es así, y que lamentablemente el más alto glaciar del Everest perdió en 25 años la cantidad de hielo que tardó 2000 años en formarse.

Respecto al glaciar Khumbu, donde se asienta el actual campamento base, también se derrite y pierde masa rápidamente a raíz del calentamiento global.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Leeds en 2018 demostró que el glaciar estaba perdiendo 9,5 millones de metros cúbicos de agua al año, y que el segmento cercano al campamento base se estaba reduciendo un ritmo de 1 metro por año.

Los montañistas y las autoridades nepalíes aseguran que un arroyo que pasa justo por el medio del campamento base se ha ido expandiendo año tras año. También dicen que aparecen grietas en la superficie del glaciar con más frecuencia que antes.

Sobreexplotación humana en la base del Everest

La presencia de tanta gente en el campamento base también contribuye al problema según Khimlal Gauta, uno de los miembros del comité que ha recomendado el traslado del campamento base.

"Por ejemplo, descubrimos que se producen alrededor de 4.000 litros de orina en el campamento base todos los días", señaló.

"Y la enorme cantidad de combustibles como el queroseno y el gas que se queman allí para cocinar y calentar tiene, por supuesto, un impacto en el hielo del glaciar".

Para Adrian Ballinger, fundador de la compañía de guías de montaña Alpenglow Expeditions, la medida tiene sentido, ya que pronosticó que cada vez habrá más avalanchas, caídas de hielo y rocas en la zona del actual campamento base.

Para los funcionarios nepalíes, la reubicación podría llegar en 2024. Mientras tanto, algunos aseguran que a pesar de los problemas enumerados, el campamento base actual sigue siendo esencialmente estable y podría seguir cumpliendo su propósito durante otros tres o cuatro años.