StoreWindows10

Comenzó la COP24 con el reto de frenar el calentamiento global

La cumbre reúne en Polonia a negociadores de unos 190 países del mundo para intentar aprobar las reglas de funcionamiento del Acuerdo de París. En una controversial ceremonia de inauguración, el presidente del país anfitrión justificó el uso del carbón.

Christian Garavaglia Christian Garavaglia 03 Dic 2018 - 16:25 UTC
COP24
El objetivo central de la COP24 será aprobar las reglas de funcionamiento del histórico Acuerdo de París (cop24.gov.pl).

En la ciudad de Katowice (Polonia) comenzó una nueva cumbre del clima (COP24) que reunirá a ministros y algunos jefes de gobierno de unos 190 países del mundo hasta el próximo 14 de diciembre. El objetivo central será aprobar las reglas de funcionamiento del histórico Acuerdo de París celebrado hace ya 3 años en donde se estableció la meta de mantener el calentamiento global por debajo de los 2°C respecto de los valores en la época preindustrial.

En la Capital francesa se acordó que los distintos países presentarán contribuciones de acción climática para frenar el calentamiento global. Lo que se buscará este año es definir de qué manera se informarán estas acciones. Las negociaciones comenzaron desde este domingo, un día antes de lo previsto, y desde este lunes se sumaron ministros y algunos jefes de gobierno. Al encuentro no asistirán dos de los principales referentes que más han impulsado la lucha contra el calentamiento global: la canciller alemana Angela Merkel y el presidente de Francia Emmanuel Macron.

En la vereda opuesta, el mundo mira con seria preocupación la decisión de Estados Unidos de retirarse del Acuerdo de París según informó Donald Trump desde que asumió la presidencia. Esto aún no se ha concretado dado que se precisan tres años desde el anuncio para que sea llevado a cabo. Otra postura igual de preocupante pero más reciente es la adoptada por el flamante presidente electo de Brasil que promete seguir las mismas políticas que atentan contra un acuerdo mundial.

COP24 ONU Climate Change Cambio climático
El presidente de Polonia, Andrzej Duda, en su discurso inaugural defendiendo el uso del carbón.

La cumbre se desarrollará en un contexto de presión ejercida por los informes científicos de los últimos años en donde se alerta con vehemencia que las consecuencias del cambio climático actual ya empiezan a notarse y que los esfuerzos actuales son insuficientes si queremos mantener el aumento de la temperatura global por debajo del umbral de los 2°C durante este siglo.

En el mejor de los casos, los diálogos mantenidos en la COP24 podrían concluir en una resolución que ponga el foco en la necesidad urgente de tomar medidas más drásticas para combatir el calentamiento, redefiniendo las promesas de acción climática de cada país para el año 2020.

Inauguración controversial

Polonia como país anfitrión buscará presionar para concluir en una declaración final que garantice una “transición justa” para las actividades que pueden resultar perjudicadas por la ofensiva contra el carbón.

En la sesión inaugural del COP24 llevada a cabo este lunes, el presidente del país anfitrion Andrzej Duda defendió el uso del carbón en la economía de Polonia y afirmó que su utilización no está en conflicto con la necesidad de combatir el cambio climático. Destacó además que Polonia ha logrado reducir sus emisiones de carbono en un 30% en las últimas tres décadas, manteniendo un crecimiento económico dinámico.

Para Duda, “los diferentes países deben abordar la política económica y climática de una manera realista, y evitar provocar situaciones que amenacen la estabilidad de sus sociedades”, ya que, aunque “la acción climática supone muchas oportunidades y beneficios económicos, sociales y de salud, también conlleva costos, especialmente en regiones tradicionalmente basadas en los combustibles fósiles”.

Publicidad