meteored.com.ar

El asteroide que extinguió a los dinosaurios cayó en primavera

El estudio de peces fósiles en Dakota del Norte, a 3 mil kilómetros del impacto, brinda datos esclarecedores a los investigadores. Abril, el mes apuntado.

Dinosaurios meteorito asteroide
Los ecosistemas del hemisferio sur parecen haberse recuperado casi dos veces más rápido que los del hemisferio norte.

El asteroide que extinguió a los dinosaurios es probablemente uno de los acontecimientos más impactantes que se han dado en la Tierra en toda su historia. Es motivo de estudio constante, permitiendo a lo largo de los años haber establecido que sucedió hace 66 millones de años y que impactó en lo que hoy conocemos como la Península de Yucatán, México.

Ahora, un nuevo estudio sugiere que este impacto colosal fue producido durante la primavera del hemisferio norte, un momento especialmente sensible para numerosas especies, las cuales fueron extinguidas en un 75 % alrededor del planeta.

El trabajo científico se basa en el estudio de los peces fósiles encontrados en el yacimiento fósil de Tanis, en Dakota del Norte (Estados Unidos), que perecieron a consecuencia del devastador impacto.

Melanie During, estudiante de doctorado de la Universidad de Uppsala (Suecia) y autora principal del trabajo publicado esta semana en la revista académica Nature, indicó: "creo que la primavera pone a un gran grupo de la biota (vida animal y vegetal) del Cretácico tardío en un punto muy vulnerable porque estaban fuera buscando comida, atendiendo a sus crías y tratando de acumular recursos tras el duro invierno".

Por el contrario, los investigadores afirmaron que los ecosistemas del hemisferio sur, que estaban en otoño cuando el asteroide colisionó con la Tierra, parecen haberse recuperado casi dos veces más rápido que los del hemisferio norte.

Muerte impactante e inmediata

Aunque estaban a 3.000 kilómetros del cráter de impacto, los huesos de peces espátula y esturiones conservados en roca en el yacimiento de Tanis proporcionan un registro único.

Dinosaurios fósiles
Melanie During excavando un pez espátula en el yacimiento de Tanis, Dakota del Norte. Imagen: Jackson Leibach

Los peces murieron en una forma impactante inmediatamente después de la colisión del asteroide, siendo enterrados vivos por los sedimentos desplazados a medida que una enorme masa de agua se desplazó río arriba por el impacto del asteroide.

A diferencia de los tsunamis, que pueden tardar horas en llegar a tierra después de un maremoto, estas masas de agua en movimiento, conocidas como seiche, surgieron de inmediato luego de que el enorme asteroide se estrellara en el océano poco profundo de la península de Yucatán.

Abril el mes apuntado

Los investigadores están seguros de que los peces murieron una hora después del impacto del asteroide, y no como resultado de los enormes incendios forestales o del invierno nuclear que se produjo en los meses siguientes. Esto se debe a que las "esférulas de impacto", pequeños trozos de roca fundida lanzados al espacio desde el cráter, donde se cristalizaron en un material similar al vidrio, se encontraron alojadas en las branquias de los peces.

"Este depósito parece literalmente un choque congelado. Es lo más violento que he visto hasta ahora, conservado en condiciones prístinas", dijo During sobre el yacimiento de fósiles.

Al igual que los anillos de los árboles, los esqueletos fosilizados de los peces conservan un registro continuo de su crecimiento. El análisis de finas láminas de hueso, así como la distribución, la forma y el tamaño de las células óseas, que también fluctúan con las estaciones, sugiere que murieron en primavera.

During dijo que creía que el impacto del asteroide probablemente se produjo en abril, pero se necesitan más investigaciones para obtener una respuesta definitiva.