El misterio del hielo caminante en la Siberia

La secuencia de hechos observados en el norte de Rusia no tienen nada que ver con Games of Thrones. Tampoco es que el hielo haya cobrado vida. En la nota te contamos a qué viene este extraño fenómeno.

Enzo Campetella Enzo Campetella 31 May 2019 - 00:02 UTC
Yakutia
En Siberia, durante la primavera, los ríos se descongelan rápidamente.

La zona de Siberia en el norte de Rusia, es una de las zonas continentales más frías del planeta. Cada invierno las temperaturas bajan allí varias decenas de grados por debajo del punto de congelamiento. Y ese proceso hace que los ríos terminen completamente congelados. Ese es el caso del río Lena cercanías de la ciudad de Pokrovsk, en la región de Yakutia (Rusia).

Cada año, cuando las temperaturas van en aumento durante la primavera, el denso hielo formado sobre el río comienza a descongelarse. Cuanto más rápido es el calentamiento, más intenso resultará ese proceso. Y este año la zona tuvo un drástico cambio de temperaturas con valores excepcionalmente altos para esta época del año.

Es por ello que el agua que circula por debajo del hielo comienza a expulsarlo rápidamente hacia las orillas, dando lugar al fenómeno del hielo caminante que sorprende tanto cuando las imágenes comienzan a dar vuelta por el mundo. Pero los habitantes de la región están acostumbrados a este tipo de cosas en un lugar destacado por el clima tan extremo.

Con la primavera el hielo comienza a caminar

A medida que el deshielo avanza, la masa de hielo es expulsada hacia las orillas, Según explica Siberian Times, en pocas semanas esta gran masa de hielo habrá desaparecido, y el río Lena, uno de los más importantes de la Siberia, desembocará libre en el océano Ártico.

La zona que durante el invierno se mantuvo en una noche casi permanente, va recibiendo más radiación solar durante la primavera, para llegar al inicio del verano a lo que se conoce como el Sol de medianoche. Esa misma región que en invierno es una de las más frías del mundo, en verano puede llegar a experimentar temperaturas por encima de los 30°C.

Este proceso es muy importante, ya que al desplazarse el hielo, se abre la temporada de navegación. De acuerdo a lo informado por Yakutia Today, el 23 de mayo el primer barco pudo transitar por los ríos de la región. La temporada 2019 durará unos 160 días, y por allí se transportarán casi 300 mil toneladas de carga, incluídas 112 mil derivadas del petróleo.

Yakutia es el símbolo del frío extremo

Para conocer el contexto de esa remota región de nuestro planeta, debemos decir´que allí se han registrado las temperaturas continentales más bajas desde que hay registros. Según datos avalados por la Organización Meteorológica Mundial, la temperatura más baja se registró en 1933 con -67,8°C. Ello ocurrió en la localidad rural de Oymyakon, en el distrito de Sakha, región de Yakutia. Esa población es considerada la zona más fría del mundo con habitantes permanentes.

En Yakutia los inviernos son tan fríos que para poder mantener los automóviles y camiones en movimiento no se puede apagar a sus motores. El acceso al agua líquida en esa etapa del año es uno de los mayores problemas que enfrenta la población.

Toda la región cuenta con valles elevados por encima de los 740 metros sobre el nivel del mar. Allí, durante el invierno el aire frío queda aprisionado en el fondo de esos valles, y con la imposibilidad de recibir radiación solar, en medio del dominio de altas presiones con escasa nubosidad, el aire se enfría hasta registros que hacen realmente adversas las condiciones para la vida humana.

Publicidad