StoreWindows10

El Océano Pacífico superpoblado de ciclones tropicales

Una situación poco frecuente se dio esta última semana sobre el Océano Pacífico oriental y central. Cuatro ciclones tropicales nombrados como: Héctor, Ileana, John y Kristy estuvieron activos simultáneamente, entre la costa de México y Hawaii.

Marina Fernández Marina Fernández 11 Ago 2018 - 12:56 UTC
Ciclones en el Pacífico 2018
Cuatro ciclones tropicales activos el 7 de agosto en el Pacífico, entre México y Hawaii.

El primero en formarse se inició como depresión tropical el 31 de julio, seis horas después se convirtió en tormenta tropical y recibió el nombre de Héctor según el listado de nombres para los ciclones tropicales del Pacifico nororiental, creado por el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, (NHC, por sus siglas en inglés). Durante los siguientes días tuvo una trayectoria prácticamente latitudinal y hacia el oeste. En su desplazamiento las intensidades de viento sufrieron rápidas fluctuaciones, el 7 de agosto con vientos máximos de 249km/h alcanzó la categoría 4, (según la escala Saffir-Simpson), y al límite de la máxima categoría, convirtiéndolo en el huracán más intenso en el Pacífico Oriental desde el 2015.

El 8 de agosto con vientos de 200km/h (categoría 3), Héctor estuvo muy próximo al sur de Hawaii, tanto que el NHC emitió una alerta de tormenta tropical para la Isla Grande, viéndose afectada por grandes olas y vientos fuertes, sin generar daños. Al día de la fecha se encuentra activo como categoría 3 y se mueve en dirección noroeste. Los pronósticos indican que se degradaría a tormenta tropical el 16 de agosto.

Daños materiales y víctimas fatales en México

El segundo ciclón en llegar fue la tormenta tropical nombrada como Ileana, desde el 4 de agosto se mantuvo muy cerca de la costa oeste de México alcanzando velocidades de hasta 100km/h.

Ileana mantuvo bajo alerta una amplia zona, (siete estados mexicanos), en el estado de Guerrero las lluvias intensas, y el fuerte oleaje producto de las ráfagas de viento, causaron daños materiales y la muerte de tres personas; además, las corrientes de resaca causaron otra muerte a lo largo de la costa de Acapulco.

Efecto Fujiwhara, huracán John y tormenta tropical Ileana
"Efecto Fujiwhara", Ileana está pasando gradualmente a formar parte de una de las bandas nubosas del huracán John

El mismo fin de semana y a pocos kilómetros de la tormenta tropical, cobraba vida el huracán John de categoría 1, aproximándose a la tormenta frente a las costas de Colima; Ileana se integró al huracán John fortaleciéndolo, llegando este a categoría 2 con vientos sostenidos de 165km/h. Este tipo de interacción entre dos ciclones tropicales se denomina “efecto Fujiwhara”.

La tormenta tropical Kristy, (aún activa al día de la fecha), fue el último ciclón en sumarse a esta cadena. Su posición inicial fue entre Héctor y John. Se encuentra ahora vagando en alta mar, sin generar daños ni alerta en tierra firme.

Un fenómeno poco frecuente

Cuándo dos vórtices ciclónicos se encuentran lo suficientemente próximos, (a menos de 1200km de distancia), ambas circulaciones comienzan a interactuar.Si la intensidad de ambos sistemas tropicales es diferente, el más fuerte “absorbe” al más débil, se unifican pudiendo incrementar la energía final, como ocurrió con John e Ileana.

En el caso de que los sistemas sean de igual intensidad, los dos se moverán entorno a un punto (centro geométrico), situado entre ellos.

A esto se lo conoce como interacción o efecto Fujiwhara, en honor al meteorólogo japonés Sakuhei Fujiwhara, quien en 1921 describió este comportamiento.

Relación entre la oscilación Madden-Julian (OMJ) y el número de ciclones

La OMJ es una perturbación en los vientos que se propaga hacia el este a través de la zona tropical. Esta oscilación presenta dos fases, con ciclos entre 30-60 días. Una fase convectiva, que favorece las corrientes de aire ascendente y realza la actividad de las tormentas, (como estuvo ocurriendo); y la fase subsiguiente que inhibe los mecanismos para el desarrollo de tormentas, con corrientes de aire descendente.

Si bien la OMJ no es la responsable de la formación de esta cadena de cuatro ciclones en el Pacífico, se cree que colaboró dando condiciones más propicias para su desarrollo.

Publicidad