Fuerte temporal de nieve paraliza Turquía

Un fuerte temporal golpeó gran parte de Turquía, causando estragos. Miles de personas atrapadas en tránsito, rutas bloqueadas y clases escolares suspendidas. La provincia de Gaziantep fue testigo por primera vez en 54 años de caída de nieve con un metro de espesor. ¡Mira las impresionantes imágenes!

Un fuerte temporal golpeó gran parte de Turquía, causando estragos en el país. Miles de personas atrapadas en tránsito, carreteras bloqueadas y clases escolares presenciales suspendidas en 52 de las 81 provincias. ¡ En el sur, la provincia de Gaziantep fue testigo, por primera vez en los últimos 54 años, de la caída de nieve con un metro de espesor!

Muchas rutas que conectan las distintas provincias quedaron bloqueadas, pero la de Gaziantep, en el sureste del país, fue la que sufrió las mayores nevadas el martes 18 de enero. La ruta principal que une Gaziantep con la provincia de Adana tuvo que ser bloqueada cuando un camión perdió el control debido a las adversas condiciones meteorológicas, obligando a casi 3.000 personas a pernoctar en sus vehículos.

Las autoridades locales entregaron más de 9.000 paquetes de alimentos a personas atrapadas en sus vehículos. El gobernador de Gaziantep, Davut Gül, afirmó que miles de personas se salvaron del caos. Según él, la nieve que cayó el martes 18 fue tanta como la que normalmente habría caído en tres meses. El prestigioso meteorólogo Orhan Şen dijo que a partir del 20 de enero dejará de nevar en la ciudad, pero el frío seguirá.

En Mardin, provincia del sureste, varios vehículos chocaron a causa de la gran nevada, con el trágico saldo de 1 persona fallecida y 11 personas heridas. En la región del Mar Negro, la nieve afectó a los habitantes de unas 1.600 aldeas. Se cerró la conexión a más de 1.800 pueblos en el este del país, y la provincia de Elazığ registró el número más alto: más de 500 pueblos aislados.

Todos los ojos están ahora puestos en Estambul, ya que el Servicio Meteorológico Estatal de Turquía ha anunciado que una nueva ola de nieve que azotará la ciudad el 22 de enero. Se espera que el temporal dure de cuatro a cinco días a partir de esa fecha, con un descenso marcado en las temperaturas.