meteored.com.ar

Hallan microplásticos en 9 lagos patagónicos

Una investigación argentina halló que diminutas partículas de plástico habían llegado hasta lagos de la Patagonia, algunos de ellos ubicados en zonas casi vírgenes. Estos desechos generan preocupación mundial debido a su amplia distribución, permanencia y efectos sobre los ecosistemas.

plastico, microplastico, contaminacion, lagos, patagonia
Solamente en el 2018, se produjeron 359 millones de toneladas de plástico en todo el mundo.

Ya se conocía la existencia de microplásticos en lagos de de Europa, Asia y América del Norte y, con esta nueva investigación, también se suman los lagos argentinos. Según un estudio se encontraron microplásticos en todos los lagos analizados de la Patagonia, con una concentración media de 0,9 microplásticos por cada metro cúbico de volumen (MPs/m-3), lo que sugiere un estado de baja contaminación -pero no por eso menos preocupante- en comparación con otros lagos del mundo.

Los nueve lagos estudiados fueron la represa Florentino Ameghino, el lago Pico 1, el lago Los Niños, el lago Vintter, el lago Pico 4, el lago La Plata, el lago Fontana, el lago Toro y el lago Musters. Este último es el único que presenta una alta población a sus alrededores, Colonia Sarmiento, una ciudad de 11.000 habitantes, y suministra agua a 254,000 personas (INDEC, 2010). El lago con el mínimo valor de microplásticos fue la represa Florentino Ameghino (0,3 MPs/m-3) y el máximo se halló en al el lago Vintter (1,9 MPs/m-3).

Los microplásticos dominantes eran fibras azules, con predominio de partículas de tereftalato de polietileno (PET) de azul índigo, con un tamaño entre 0,2 y 0,4 mm. Estos microplásticos presentan un riesgo potencial para los primeros niveles de la cadena alimentaria (plancton, peces y aves). Los cuerpos de agua, especialmente los de la llanura patagónica, son casi la única fuente de agua para el consumo humano y el desarrollo de las actividades económicas de la región, entre las que se incluye la ganadería, agricultura, extracción de petróleo y gas y turismo.

La escorrentía desde asentamientos urbanos, el turismo, los productos textiles y la pesca se identificaron como las principales fuentes de microplásticos a estos lagos. El PET es un tipo de plástico no biodegradable usado en envases y textiles. Su producción es tan masiva, que de los 29 millones de toneladas de residuos domésticos recogidos en Europa el pasado año, 17,8 millones fueron de este tipo de plástico.

¿Qué son los microplásticos?

Los microplásticos son polímeros sintéticos que tienen un tamaño inferior a los 5 mm. Provienen de una gran variedad de fuentes, como cosméticos, ropa, artículos de pesca, deshechos plásticos de uso cotidiano y procesos industriales.

patagonia, pet, botella, plastico, bolsas, desechos
Se espera que hasta el 10% de los fragmentos de plástico generados en el mundo terminen en algún sistema acuático

En general, se los diferencia en microplásticos primarios, los cuales son fabricados específicamente para ser utilizados en productos; y microplásticos secundarios, que son los que se originan por el deterioro de desechos plásticos más grandes, generalmente por acción de la fotodegradación, interacciones físicas, químicas y biológicas.

Solamente en el 2018, se produjeron 359 millones de toneladas de plástico en todo el mundo y, debido al uso extenso de plástico y al mal manejo, se espera que hasta el 10% de los fragmentos de plástico generados en el mundo terminen en algún sistema acuático.