La ola de calor empieza a dar tregua

Luego de la extensa e intensa ola de calor que afecta a gran parte del país, comenzará a ingresar una masa de aire más fresco y seco que traerá alivio en la franja central.

Leonardo De Benedictis Leonardo De Benedictis 30 Ene 2019 - 09:42 UTC
Calor Humedad Estrés Térmico
El estrés térmico provocó la mortandad masiva de animales en varios establecimientos del país

Durante la última semana del mes de enero se mantienen las elevadas marcas térmicas con un importante contenido de humedad en las capas bajas de la atmósfera. Esta situación motivó al registro de elevados valores extremos de sensación térmica, como se comentó aquí.

Esta situación, de a poco, irá llegando a su fin. Se espera que en el transcurso del jueves, sobre la zona central del país, comience a avanzar un sistema frontal frío, que fomentará el desarrollo de lluvias y tormentas de variada intensidad. Esto pondrá punto final a este período de temperaturas agobiantes en toda la franja central, aunque seguirá presente sobre la franja norte.

Los impactos de la temperatura

Las elevadas marcas térmicas registradas durante el lunes y martes tuvieron un gran impacto social pero también a nivel productivo. Uno de los efectos más relevantes fue la muerte de más de 100 vacunos en el Mercado de Hacienda de Liniers.

Luego del tradicional remate matutino que se lleva a cabo a diario, se encontraron más de 70 vacunos muertos debido al estrés térmico sufrido por los animales. Más tarde, se produjo la muerte de 30 vacunos más en zona del atracadero.

Esta situación se repitió en otros establecimientos del país, como feedlots y tambos ubicados en distintos puntos de la geografía argentina. Esta situación no es habitual, ya que los precedentes ante otras olas de calor que se han sufrido en el país, no habían provocado muertes tan masivas como las registradas en la jornada del martes 29 de enero.

Los impactos de la lluvia

Tanto calor, tanta humedad y el pasaje de una perturbación en niveles medios y altos de la atmósfera generaron lluvias y tormentas aisladas, puntuales, intermitentes, pero de gran desarrollo, por lo que dejaron un saldo muy significativo en varios sectores del centro del país.

Una de las zonas más destacadas corresponde el norte de la provincia de Buenos Aires, donde los registros oscilan entre 70 y 170mm según reportes de diferentes redes de estaciones meteorológicas privadas y del Servicio Meteorológico Nacional.

Entre los datos más destacados, se puede mencionar los observados en Inés Indart, con 170mm, Pergamino que registró 140mm y Los Indios con un acumulado total de 125mm. Con estas características, sólo con las lluvias registradas en las últimas horas del martes 29 de enero y las primeras horas del miércoles 30, se superaron los valores promedios para el mes de enero, que oscilan entre los 110 y 130mm según la zona.

Publicidad