¿Por qué ellas hicieron historia en el espacio?

Dos astronautas protagonizaron juntas la primera caminata espacial sólo de mujeres. Su función requirió horas de trabajo sincronizado entre ambas. Enterate quiénes son y qué hicieron.

Marina Fernández Marina Fernández 19 Oct 2019 - 13:18 UTC
Astronautas Meir Koch
Izquierda: Christina Koch, derecha: Jessica Meir. Astronautas de la primera caminata espacial exclusivamente femenina #AllWomanSpacewalk . Imagen: NASA

Las protagonistas de esta excelente noticia son dos astronautas estadounidenses, Christina Hammock Koch (ingeniera física y eléctrica de 40 años), y Jessica Meir (doctora en biología marina de 42 años), ambas forman parte de la generación del 2013. Citamos esta clase porque tiene algo en particular, igual cantidad de graduados mujeres y hombres por primera y única vez hasta ahora. De las 6300 candidatas se graduaron cuatro, dos de ellas Koch y Meir.

Estas profesionales realizaron la primera caminata espacial juntas, haciendo historia. Meir fue la decimoquinta mujer en dar un “paseo” fuera de nuestro planeta, y Koch, por su parte, es la decimocuarta mujer en participar y ya suma un total de cuatro caminatas en su haber. La noticia es que en más de 60 años de carrera espacial, cada recorrida o viaje integrado por una mujer siempre ocurrió dentro en un grupo mixto, en esta oportunidad la salida al espacio fue 100% femenina.

¿Por qué ellas?

Hace unos días atrás Koch, junto a otro colega de la Estación Espacial Internacional (por sus siglas en inglés ISS), habían instalado tres nuevas baterías de litio. El viernes de la semana pasada, detectaron que una de las válvulas que regula la entrada y salida de electricidad no encendía correctamente.

La NASA informó que los ocupantes de la ISS no corrían peligro, y a pesar de esta falla tampoco se vieron afectados los experimentos científicos ni el laboratorio espacial. De todas maneras era necesario el reemplazo de esa válvula y la tarea de reparación podía ser totalmente llevada a cabo por Koch y Meir.

La Agencia Espacial señaló que la tripulación femenina encargada de la labor no fue deliberada, sino que se debe al creciente número de mujeres astronautas y les tocó trabajar juntas. Las asignaciones de las tareas se ejecutan teniendo en cuenta quiénes están mejor preparados para realizarlas en ese momento, dado que los paseos espaciales no son fáciles y demandan un gran desafío físico y psicológico. Le puede tocar a cualquier integrante de la tripulación, y por primera vez en la historia se daba que dos mujeres saldrían juntas y solas fuera de la ISS.

Lo lograron

Este viernes 18 de octubre de 2019, las dos astronautas salieron desde la ISS a las 8.38 (hora argentina) con sus trajes y el equipamiento necesario, rumbo a la estructura de celosía del Puerto 6. Su tarea fue reparar la unidad de carga y descarga de la batería (BCDU. Luego de 7 horas y 17 minutos de trabajo a más de 400 kilómetros de la Tierra, lograron completar de manera exitosa su misión.

Durante la caminata y labor espacial, las destacadas astronautas recibieron una videollamada sorpresiva, era nada más y nada menos que el presidente Donald Trump, quien entre felicitaciones les dijo: “ustedes son mujeres muy valientes y brillantes".

Nadie quiso perderse el evento histórico, miles de personas seguían expectantes desde la Tierra la transmisión en vivo de la NASA, gracias a las cámaras que ellas llevaban en sus cascos. Jessica vestía el traje espacial liso (y vistas de la cámara de su casco con el número 11), mientras que Christina llevaba el traje con rayas rojas (vistas de la cámara con el número 18).

El tema de los trajes realmente había dado que hablar hace algunos meses atrás, cuando la NASA tenía programada una caminata espacial de sólo mujeres que se frustró. Tuvo que ser cancelada porque no estuvieron disponibles los trajes en talle mediano para las astronautas.

Es normal, somos parte del equipo

Hace algunos años atrás la frase de Meir estaba lejos de ser comprendida. “Es normal. Somos parte del equipo.” dijo la astronauta, refiriéndose en particular al reciente acontecimiento espacial, pero también haciendo referencia al concepto más general de la importancia de la inclusión del género femenino dentro del desarrollo de las ciencias.

Luego de décadas de mucho trabajo, hoy las mujeres logramos avanzar de manera fenomenal, trabajando en muchas oportunidades codo a codo con los hombres, en favor del avance científico y el progreso de la humanidad. Aunque todavía en proporción estamos muy distantes de una paridad, seguimos avanzando. Queda mucha más ciencia por conquistar y mucho más talento por mostrar, frente a las “destrezas científicas” somos iguales y hacemos equipo. Seguramente Christina y Jessica están inspirando ahora mismo a muchas jóvenes a seguir su ejemplo, alentadas por este logro.

Publicidad