Una grieta pone en serio peligro a la ciudad entrerriana de Diamante

La grieta de 130 metros de largo sobre la barranca a orillas del río Paraná mantiene en vilo a los vecinos, muchos de los cuales ya fueron evacuados. El desprendimiento total es inminente y las últimas lluvias favorecieron los primeros desmoronamientos.

Christian Garavaglia Christian Garavaglia 10 Oct 2018 - 07:47 UTC

Horas críticas se viven en la ciudad entrerriana de Diamante ante una profunda grieta que se abrió en el suelo sobre la barranca a orillas del río Paraná. El sector más comprometido es la zona del monumento Cristo Pescador en el barrio Urquiza, distante a siete cuadras del casco histórico de la ciudad.

Autoridades informaron que la grieta se produjo por la propia acción del río. Se extiende a lo largo de 130 metros y presenta una profundidad entre 30 y 40 metros. La municipalidad tenía conocimiento de la situación de peligro pero el proceso se aceleró con la importante bajante de los últimos meses. Las lluvias que se registraron en las últimas horas agravaron la situación ya que provocaron la caída de una pequeña parte de la barranca.

Unas 70 familias tuvieron que ser evacuadas, de las cuales 25 están afectadas directamente y 12 viven sobre la falla que se produjo sobre la barranca. El intendente Lénico Aranda calificó la situación como "alarmante" y remarcó que “hace 25 a 30 días que estamos haciendo un relevamiento y ni bien tuvimos el informe de los geólogos que dieron cuenta de la fractura de la barranca lo informamos. Pero hubo mucha gente que no lo tomó en serio, ya que la falla apenas se veía arriba pero iba por abajo". Desde el municipio confirmaron, muy preocupados, que el desprendimiento "es inminente", y que se daría en cualquier momento.

Publicidad