meteored.com.ar

Volvieron los extraños sonidos en el cielo, ¿qué es?

Durante las últimas semanas varias personas en distintos países del mundo documentaron sonidos extraños provenientes del cielo. Nos contactamos en exclusiva con una Doctora en Física y especialista en Meteorología del Espacio, quien nos aporta un poco de claridad a este tema inquietante.

Sonidos cielomoto
"Para los ruidos atmosféricos, no existe una razón única, sino una multiplicidad de posibles causas". Afirma la Dra. Gulisano.

El punto de partida para tratar este tema, son los numerosos testimonios (acompañados por videos que se viralizaron en las redes sociales), de personas en distintos países del mundo, incluso llegaron reportes desde varias provincias argentinas; todos ellos aseguran haber escuchado en directo, sonidos "raros e inquietantes" provenientes del cielo. Algunos lo describen como trompetas sonando entre las nubes, otros dicen que se asemeja a la turbina ensordecedora de un avión (que no se ve y pasa a baja altura), etc. El último registrado en nuestro país que se documentó y publicó en las redes sociales, fue en la Ciudad de La Plata, durante la madrugada de este sábado 9 de mayo.
.

En algunos medios, lamentablemente circulan oportunistas que relacionan estos sonidos con teorías conspirativas y apocalípticas, titulares que sólo desinforman y generan pánico entre la gente con afirmaciones que no tiene sustento científico. Además, como se está transitando el aislamiento social preventivo por la pandemia, la sensibilidad y tendencia de la sociedad a creer en eventos misteriosos, extraordinarios o sobrenaturales, parece estar a flor de piel.

Desde Meteored Argentina desarrollamos todos los temas con la seriedad que merecen, porque nuestro objetivo es informar con ciencia y no con especulaciones. En esta oportunidad contactamos para hacerle algunas preguntas a la Dra. en Física Adriana Gulisano; ella es especialista en Meteorología del Espacio, Jefa del Dpto. de Ciencias de la Atmósfera de la Coordinación de Ciencias Físico-Químicas e Investigaciones Ambientales del Instituto Antártico Argentino, y miembro del destacado laboratorio de rayos cósmicos LAMP (Laboratorio Argentino de Meteorología del esPacio).

La Dra. Gulisano como profesional en física, responde a nuestras inquietudes con la información recabada de los trabajos hechos por distintos colegas (que investigaron estos sonidos años atrás), y los publicaron en revistas científicas destacadas. En busca de respuestas y para llevar claridad e información a nuestros lectores, les compartimos los que Adriana nos cuenta.

¿Fenómenos extraordinarios, o una explicación científica concreta?

Las explicaciones propuestas para los sonidos naturales que carecen de una fuente próxima obvia son variadas, no existe una explicación única a los distintos fenómenos de ruidos atmosféricos, sino una multiplicidad de posibles causas. Sin embargo, cabe destacar que no se trata de fenómenos extraordinarios, ya que estos eventos fueron reportados desde comienzos del siglo XIX y hay una variedad de trabajos científicos que han venido estudiando las diferentes explicaciones posibles, nos cuenta Gulisano.

El verdadero problema es vincular el sonido a la fuente, ya que esto puede ser un desafío por una variedad de razones. Por ejemplo, bajo condiciones apropiadas de viento y perfiles térmicos (de densidad) atmosféricos, por ejemplo, el componente de baja frecuencia de ondas de sonido puede propagarse como una onda guiada para distancias significativamente mucho más allá del rango visible de la fuente, haciendo muy dificultoso encontrar el origen de las misma, dando lugar a una multiplicidad de posibles fuentes.

Teorías que sí, teorías que no…

Gulisano revela para Meteored Argentina, que dentro de las posibles explicaciones en trabajos científicos se incluyen, el sonido debido a aviones supersónicos, choques de masas de aire calientes y frías (llamado cielomoto), volcanes de lodo y/o venteo explosivo de gas; sonidos producidos por tsunamis, u olas grandes al golpear contra la costa liberando cristales de metano, truenos provocados por tormentas; estruendo de meteoros, arenas resonantes; estallidos de rocas; terremotos locales, vientos catabáticos sibilantes (es el viento que baja de las montañas y está muy ligado a la orografía particular del lugar), y truenos lejanos. Estos últimos son la fuente natural mejor documentada y mejor entendida de sonidos atmosféricos.

Lo que lo más probable es que se deba a ondas de sonido que viajan a grandes distancias, debido a la inversión térmica de la baja tropósfera, haciendo las veces de una especie de guía para la propagación.

Los volcanes activos comúnmente producen sonidos retumbantes asociados con la ventilación explosiva de gases volcánicos y erupciones. Por supuesto, ese tipo de volcanes son generalmente vecinos muy visibles y ruidosos, por lo que es probable que la fuente de cualquier sonido retumbante asociado sea bastante evidente para la población local. Debido a que no hubo reportes de erupciones por estos días, en este caso no es probable que el sonido provenga de ese fenómeno, (si hablamos claro, de los sonidos registrados en nuestro país durante abril y lo que va del mes de mayo 2020), remarca la Dra. en física.

Lo mismo sucede con la explicación asociada a la onda P (primarias) de terremotos locales, ya que no hubo eventos registrados de esta clase en esos días y lugares. Tampoco se debió a la onda de choque de aviones supersónicos ya que no hubo este tipo de actividades.

¿Las ondas electromagnéticas podrías estar relacionadas?

Entre las principales propiedades que podemos encontrar en la ionosfera, observamos que esta capa ayuda principalmente en la reflexión de las ondas de radioeléctricas que son emitidas desde antenas en la superficie terrestre, lo que les permite a las ondas electromagnéticas viajar grandes distancias permitiendo la comunicación en HF (alta frecuencia); pero estas ondas electromagnéticas que se propagan en la ionósfera, no tienen relación con las ondas de sonido que se propagan en la baja troposfera donde la atmósfera es neutra, nos explica.


¿Los rayos cósmicos, pueden generar sonidos o luces?

La precipitación de partículas cargadas en zonas polares bajo ciertas circunstancias puede excitar a los elementos de la atmósfera que devuelven la energía adquirida en forma de luz, generando auroras visibles a unos 100 km de altura. En términos más generales sin embargo, la cascada de reacciones nucleares que se generan en el tope de la atmósfera produciendo una extensa precipitación de partículas subatómicas que llegan a nivel del suelo, (piones, kaones, mesones, muones etc.), no son observables a simple vista y es necesario contar con detectores especiales para medir el flujo de las mismas; explicó la Dra. Gulisano muy amablemente a Meteored Argentina, a quién le agradecemos su participación.