Fin de semana largo con fuertes tormentas

Rige un alerta meteorológico para Buenos Aires, esperándose abundantes lluvias en el comienzo del sábado. El domingo se esperan las primeras tormentas de la temporada en el noroeste argentino, afectando también a las provincias del noreste. Marcado descenso térmico en el país.

Christian Garavaglia Christian Garavaglia 11 Oct 2019 - 17:35 UTC
Alerta meteorológico granizo tormentas lluvias fin de semana largo
Las tormentas fuertes serán frecuentes este fin de semana largo en varias provincias del centro y norte el país.

Fuertes tormentas se vienen desarrollando en estas últimas horas sobre la provincia de Buenos Aires. En la noche del jueves afectaron fundamentalmente la porción centro-sudeste, dejando granizo considerable en la localidad balnearia de Miramar. Hacia la madrugada del viernes, la actividad de tormentas se movió al norte y alcanzó la Ciudad de Buenos Aires y los alrededores.

Desde ese entonces, las tormentas se presentan de manera intermitente alcanzando por momentos intensidades de lluvia significativas. Para el mediodía, los acumulados de lluvia del día superaban los 50mm sobre los barrios porteños del sur, en tanto que se acumularon de 60 a 70mm en distintos partidos del sur del Gran Buenos Aires.

Esta actividad de tormentas se ve favorecida en la región por la presencia de un sistema frontal semi-estacionario bajo un entorno de humedad e inestabilidad en la baja atmósfera, con algunas perturbaciones en niveles medios y altos.

El resto de este viernes continuará con algunas tormentas aisladas y periodos de mejoras temporarias sobre el norte bonaerense, la Capital Federal, el Río de la Plata y la costa uruguaya. Mientras tanto, más que destacadas son las altas temperaturas que se están produciendo en las provincias del norte argentino, con registros de casi 40°C en el mediodía en provincias como Chaco y Santiago del Estero.

Sábado con tormentas y alerta meteorológico

A partir de la madrugada del sábado se espera una nueva intensificación de las tormentas en un área acotada que comprende al norte de Buenos Aires, la Capital Federal y el Río de la Plata y para la cual el Servicio Meteorológico Nacional emitió un alerta anticipando la posibilidad de abundante caída de agua, ráfagas y granizo.

Durante la primera mitad del sábado esta actividad también podría afectar el sudeste de Córdoba y el sur de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos. Distintos modelos de pronóstico sugieren que las lluvias esperadas entre la madrugada y la mañana en la región podrían ser muy significativas.

A partir de la tarde los fenómenos persistirán en la región pero con menor intensidad, presentándose algunas mejoras temporarias. El frente semi-estacionario comenzará a desplazarse como frío hacia el norte y finalizando la jornada, podrían comenzar a activarse nuevas tormentas de variada intensidad sobre el centro y norte de Córdoba, centro de Santa Fe, y norte de Entre Ríos.

Llegan las primeras tormentas al noroeste argentino

Durante el domingo el frente frío ganará impulso en su desplazamiento hacia el norte conforme ingrese un sistema de alta presión en la Patagonia. Las condiciones irán mejorando sobre la región Pampeana y se espera un día con abundante nubosidad y marcado descenso de temperaturas, con ambiente fresco o templado y muy ventoso.

Luego de un sábado con temperaturas superiores a los 40°C en las provincias del norte y noroeste argentino, llegará el alivio el domingo con las primeras tormentas significativas de la temporada en provincias como La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy. Las mismas podrán presentarse con fuerte intensidad durante el día en esta región del país, con abundante caída de agua y granizo.

Para el próximo lunes el recambio de masa de aire será más que notorio en toda la franja central del país, produciéndose un marcado descenso de temperaturas, y alcanzando también al noroeste argentino que se mantendrá con cielo cubierto con lluvias y lloviznas. Durante este día, será el turno de tormentas localmente fuertes desde las primeras horas en las provincias del noreste, acompañadas de fuertes vientos, granizo y abundante caída de agua.

Publicidad