Nuevas lluvias complican al noreste argentino

Luego de un período de relativa calma, que no fue suficiente para mejorar las condiciones tras las graves inundaciones, vuelve el tiempo inestable con el probable desarrollo de lluvias y tormentas sobre la zona del noreste del país.

Leonardo De Benedictis Leonardo De Benedictis 02 May 2019 - 00:00 UTC
Lluvias Inundación Sequía
Se esperan nuevas lluvias sobre el noreste argentino que pueden seguir agravando la situación en las provincias de Chaco y Corrientes.

El pasaje de un nuevo sistema frontal frío sobre el centro y norte del país provocará el desarrollo de lluvias y tormentas de variada intensidad. Las mismas abarcarán un amplio sector del territorio nacional, con acumulados muy variados. Se prevé que durante el viernes se empiecen a observar características de tiempo inestable, con un destacado incremento de la humedad en las capas bajas de la atmósfera, debido a la importante presencia del viento prevaleciente del sector norte.

Asimismo, se espera que también se incrementen las marcas térmicas entre el jueves y viernes, con valores superiores a los niveles medios para el mes de mayo. Estas características se irán potenciando a medida que avance el sistema frontal frío, que se desplazará desde la zona central hacia el norte, generando el desarrollo de lluvias y tormentas que ganarán intensidad a medida que el sistema se mueva hacia el norte.

Norte patagónico y región pampeana

Desde el jueves, el avance del sistema frontal frío provocará un importante incremento de la intensidad del viento del sector oeste, que se observará en toda la porción norte de la Patagonia. La mayor intensidad se observará sobre la zona cordillerana de las provincias de Río Negro y Neuquén y se prevé que las mismas estén acompañadas del desarrollo de precipitaciones de variada intensidad.

Sobre la provincia de Río Negro, la llegada de las lluvias puede ser una excelente noticia, teniendo en cuenta la importante sequía que está sufriendo la región. Además, se prevé que las precipitaciones se extiendan hacia el norte, abarcando también al sur de Buenos Aires y sur de la provincia de La Pampa. Todo esto ocasionará características muy positivas desde el punto de vista agropecuario, ya que la prolongada ausencia de precipitaciones sobre la región está generando graves pérdidas a nivel productivo.

Las precipitaciones se concentrarán entre el viernes y el domingo, aunque ya el jueves comenzarán a desarrollarse algunos eventos de manera dispersa y con acumulados poco significativos. Pero poco a poco, las lluvias irán ganando intensidad potenciadas por el avance del sistema frontal frío. Esto llevará al registro de algunas tormentas importantes durante el sábado. Cabe destacar que las precipitaciones no serán homogéneas, ya que habrá una importante diferencia entre los diversos episodios de lluvia esperados.

Centro y Litoral argentino

Con el transcurso de lo que resta de la semana, se prevé que el sistema frontal frío se desplace hacia el centro y norte del país. Esto se combinará con la masa de aire húmeda y relativamente cálida y comenzará a desarrollar precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas, que irán ganando fuerza a medida que se desplace el sistema frontal hacia el sur de Brasil.

Para los sectores inundados, la mala noticia llegará el domingo especialmente. Si bien durante el sábado ya se observarán precipitaciones en la región, las mismas se registrarán de manera aislada y desorganizada, pero a medida que se aproxime el frente frío, se irán potenciando y generando mayores acumulados.

Pronóstico Lluvia Tormenta Inundación
Lluvias esperadas entre el jueves 2 y el lunes 6 de mayo según nuestro modelo de referencia ECMWF.

Los registros pluviométricos más importantes se concentrarían sobre Corrientes y Misiones, pero lamentablemente los sectores inundados de Chaco y Formosa también observarán desarrollos de tormentas que pueden llegar a ser importantes, aunque se darían de manera más aislada.

Las condiciones volverán a mejorar a partir del lunes o martes, dependiendo la zona, cuando el frente frío ya se haya desplazado totalmente hacia el norte, ubicándose sobre Paraguay y sur de Brasil. En ese momento, no sólo se estabilizarán las condiciones, sino que también se espera un nuevo e importante descenso térmico y una fuerte disminución de la humedad en las capas bajas de la atmósfera.

Publicidad