Ola de calor dará paso a una semana con lluvias y Sudestada

Se espera el pico de la ola de calor, con una expectativa alta de que Capital Federal se acerque a su récord absoluto de temperatura máxima. El fin de semana empezarán los cambios, y la próxima semana tendrá nevadas, lluvias, tormentas y crecida del mar y el Río de la Plata.

Ola de calor Sudestada
Tras una histórica ola de calor, el fin de semana comenzarán los cambios, y la próxima semana se presentará muy lluviosa.

La franja central de Argentina, abarcando la región cuyana, región central y parte sur de litoral, entrará entre este viernes y sábado en la etapa más extrema de esta ola de calor que afecta desde hace varios días.

Jornada a jornada se van batiendo récords históricos de temperatura máxima, en su mayoría de tipo mensual para el mes de enero, aunque también se han quebrado algunas marcas absolutas.

En nuestro informe anterior te contábamos lo sucedido a comienzos de semana, cuando se destacaron valores extremos en el sur bonaerense el lunes 10, y luego el martes 11 sobre el noreste provincial incluyendo al Área Metropolitana de Buenos Aires.

Durante esta segunda mitad de semana las temperaturas sofocantes están ampliamente establecidas sobre el centro y norte de la Argentina. Las mínimas son muy elevadas, y luego, la fuerte insolación y el viento predominante del nor-noroeste se encargan fácilmente de elevar las marcas por encima de los 40 °C en las tardes.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que el miércoles 12, 42 ciudades superaron los 40 °C, con picos de 45 °C en Rivadavia (Salta) y 44 °C en San Antonio Oeste (Río Negro), además de varios récords mensuales desde 1961. Durante el jueves 13, se destacaron valores de 44,2 °C en la Ciudad de La Rioja, y unos llamativos 43,6 °C en Bahía Blanca, a décimas del récord absoluto.

Para este viernes, bajo una nueva tarde de calor sofocante en gran parte del país, se mantiene una expectativa muy alta de que la temperatura máxima en la Capital Federal ronde los 42 °C, un valor realmente excepcional que desplazaría a los 41,1 °C del pasado martes, y se acercaría mucho a la temperatura más alta registrada desde 1906 de 43,3 °C, el 29 de enero de 1957.

El Sistema de Alerta Temprana del SMN informa este viernes 14 distintos niveles de alerta en la mitad norte de Argentina, variando entre amarillo especialmente sobre el norte del país y buena parte de la provincia de Buenos Aires, naranja en distintos puntos de la zona central, y rojo especialmente sobre La Pampa, región de Cuyo y parte de la región Noroeste donde la persistencia de elevadas temperaturas está siendo preocupante.

Empiezan los cambios el fin de semana

Para el sábado, se prevé una jornada mucho más húmeda a diferencia de estos días tan secos en gran parte del país, la inestabilidad comenzará a ser mayor, y la presencia nuevamente de temperaturas muy elevadas en la tarde fomentarán probablemente el desarrollo de chaparrones y tormentas aisladas sobre la Provincia de Buenos Aires, Capital Federal, y el sur del Litoral.

Mientras tanto, sobre el sur de la Patagonia avanzará un profundo sistema de bajas presiones, extendiendo un frente frío que recorrerá la Patagonia, dejando nevadas en la cordillera de Santa Cruz, y lluvias bastante abundantes sobre Tierra del Fuego.

Finalmente, el domingo, luego de tantos días sofocantes, este frente frío ingresará a la franja central del país, trayendo no solamente un marcado alivio en las temperaturas, sino también promoviendo la generalización de lluvias y tormentas en las provincias centrales.

La nueva semana arrancará con Sudestada

El mal tiempo se irá extendiendo al comenzar la próxima semana también al norte argentino, y esto hará que bajen finalmente las temperaturas allí.

La configuración de bajas presiones sobre el norte del país, y un anticiclón superficial que se irá profundizando y desplazando por la Patagonia hasta ubicarse sobre las costas del sur de la Provincia de Buenos Aires, provocará una situación de Sudestada entre lunes y miércoles sobre la Costa Atlántica bonaerense y el estuario del Río de la Plata, lugares que probablemente presentan en estos días una crecida importante de las aguas.

Durante al menos la primera mitad de la semana el cielo permanecerá muy cubierto desde el norte de la Patagonia hacia el norte del país, con lluvias intermitentes en amplios sectores, posibles tormentas acotadas al Litoral en donde se esperan los valores de precipitación más elevados, e incluso la posibilidad de inusuales nevadas en pleno enero el día lunes sobre el oeste y noroeste patagónico.