meteored.com.ar

Pronóstico hasta fin de año

El último tramo de diciembre seguirá caracterizado por la variabilidad de condiciones, tal como fue la mayor parte del año. En los últimos días del mes podría volver a presentar algunas precipitaciones en el centro y norte del país.

Lluvia, Tormenta, Fin de año, Calor, Humedad, Sol
Después del intenso temporal registrado en el centro del país llegan condiciones más estables. En las últimas semanas del año las características se mantienen con escasas lluvias y aumento térmico

Luego de un intenso temporal de viento y lluvia que dejó graves consecuencias en un amplio sector del país, llegarán condiciones de tiempo más calmas y estables. Ingresará un centro de alta presión sobre el centro argentino, proporcionando jornadas soleadas y de temperaturas moderadas.

Esta situación irá cambiando con el paso de los días, ya que de a poco el viento se establecerá del sector norte y ayudará a elevar los registros de temperatura e incrementará la humedad en las capas bajas de la atmósfera, lo que volverá a provocar condiciones de inestabilidad en gran parte del país.

Pronóstico para los próximos 7 días

La situación se presentará totalmente estable en la mayor parte del país, con la presencia de un anticiclón ubicado en el centro de Argentina, inhibiendo el desarrollo de nubosidad y con viento suave de direcciones variables.

Si analizamos las precipitaciones que podrían desarrollarse en los próximos días, se ve una tendencia prácticamente nula en la mayor parte del país, salvo el noroeste argentino, que es la única región que muestra características de inestabilidad producto de la interacción de las elevadas temperaturas y la presencia de humedad, pero que sólo quedará acotada a esa región. De manera más aislada sólo podría alcanzar sectores del norte de Mendoza y la provincia de San Juan.

En la región del NOA, las lluvias previstas a lo largo de los 7 días difícilmente alcancen los 50mm, y sólo se observarán esos registros de manera muy puntual y acotada, por eventos erráticos que podrían dejar alguna situación de mayor magnitud.

Otro de los aspectos a considerar es la temperatura, ya que comenzará la semana con valores relativamente bajos para el mes en curso, pero rápidamente comenzarán a incrementarse. Esta situación se debe especialmente a la circulación del viento y a la poca nubosidad prevista para estos días. El viento comenzará a establecerse del sector norte a medida que avance la semana, y eso será clave para el incremento térmico.

Las lluvias de la última semana del año

Las características que describimos anteriormente, van a dejar un escenario propicio para generar condiciones de inestabilidad sobre la porción central y norte del país. La presencia del viento norte proporcionará el aumento de la temperatura y el incremento de la humedad en las capas bajas de la atmósfera.

Además, se prevé que avance un nuevo sistema frontal frío por el país, que se combinará con las características cálidas y húmedas y provocará el desarrollo de lluvias y tormentas generalizadas. En este análisis preliminar se pueden ir pronosticando los acumulados de lluvia en términos de probabilidad, y se observa que los registros serían moderados.

Las zonas que registrarían las lluvias más importantes se concentrarían sobre la franja oeste del país, especialmente NOA y Cuyo, con acumulados que podrían alcanzar los 50 mm de manera puntual y aislada, mientras que el resto de la región sólo observaría montos de alrededor de 20 mm, o incluso menos, dependiendo de la zona.

Mientras tanto, sobre la zona pampeana y litoral argentino, los registros serían inferiores, con promedios de apenas 10 o 15 mm, y en sectores puntuales podrían alcanzar los 20 o 30 mm. Sólo sobre la porción norte del litoral las lluvias podrían ser algo más significativas, pero con la misma característica, es decir, con eventos puntuales y aislados.