Australia dejará de tener invierno desde 2050

Científicos predicen que en tan sólo 30 años el calentamiento global se encargará de ponerle final a la estación “invierno” en Australia. Profesionales del diseño idearon una herramienta para que veas este pronóstico con tus propios ojos.

Marina Fernández Marina Fernández 12 Mar 2019 - 12:28 UTC
Sidney
En Sydney: entre 1960-90 la temperatura máxima diaria en promedio era de 22.1°C, si no detenemos el daño climático se proyectará unos 3.3°C más caliente.

Dentro de 30 años el invierno australiano ya no existirá tal y como se conoce en la actualidad, porque el aumento de la temperatura es uno de los tantos impactos que viene de la mano con el cambio climático. Se forjará entonces una nueva temporada que bautizaron: “nuevo verano”.

Esta nueva estación representará un período del año en el que las temperaturas alcanzarán un pico constante (en muchos casos por encima de los 40ºC) y reemplazará al conocido periodo estival. A su vez, este se desfasaría acortando los meses de primavera y otoño. Todo ocurrirá a expensas de la reducción del invierno, haciendo que las marcas de temperaturas características de esa estación desaparezcan para 2050 en casi toda Australia.

Para dar a conocer estos y otros valiosos datos científicos sobre el calentamiento en dicho país, crearon un proyecto entre los académicos de la Escuela de Arte y Diseño (SOAyD) y sus colegas del Instituto de Cambio Climático de la Universidad Nacional Australiana (ANU, por sus siglas en inglés). Los diseñadores tomaron los datos científicos existentes e idearon una manera creativa y amena de representar la información.

Se trata de comunicar los impactos del cambio climático haciendo que las personas puedan de manera interactiva navegar dentro de una gráfica, comprender la información más relevante “sin tergiversar los datos ni sugerir cosas que no son ciertas, es como una gráfica pero más poética”, afirma el profesor asociado al proyecto, Mitchell Whitelaw.

Con un par de clics en sus computadoras pueden consultar como cambiará el clima en su ciudad natal, por ejemplo, u otras miles de ciudades australianas para 2050. A través de un sistema visualmente rico e interesante y dando muchos detalles de manera más efectiva, se pretende conectar emocionalmente a la población al ubicarlo en su propia ciudad, y que puedan descubrir lo que le ocurrirá al clima en su ubicación tan sólo dentro de tres décadas.

La nueva herramienta

“Al comparar las temperaturas promedio históricas de cada temporada para Australia, con los datos proyectados a futuro, encontramos que no hay un período de invierno sostenido o duradero", dijo el Dr. Geoff Hinchliffe (profesor senior de la SOAyD).

Es así que sintieron la necesidad de mostrar este análisis científico pero compilando la información de manera atractiva para toda la población. Nació un trabajo multidisciplinario con la nueva herramienta de clima visual preparada para la Australian Conservation Foundation, que podes ver aquí. Muestra cuántos grados aumentará la temperatura promedio en cada ubicación, y cuántos días la temperatura en un determinado lugar estará superando los 30 ó 40°C en 2050, en comparación con el presente.

Los datos científicos

Fueron tomados del proyecto LongPaddock del gobierno de Queensland, que utiliza la base de Scientific Information for Land Owners (SILO, por sus siglas en inglés). Es operado por la División de Ciencia del Departamento de Medio Ambiente y Ciencia (DES) de Queensland con apoyo del Departamento de Agricultura y Pesca de Queensland (DAF).

Los "factores de cambio" del clima utilizados para calcular datos consistentes de escenarios climáticos futuros se han estimado utilizando: patrones de datos de cambio del Programa de Investigación de Intercomparación de Modelos Acoplados 3 (CMIP3, por sus siglas en inglés); los cambios proyectados por grado de calentamiento global del siglo XXI y las curvas de respuesta de temperatura del escenario AR4 SRES (proporcionados por CSIRO y UK MetOffice/HadleyCentre).

Además para el modelado de datos se utilizó: el método de perturbación Linear Mixed Effect State Space (LMESS)-Q5; con sensibilidad al calentamiento global alta, y el Quinto Informe de Evaluación del IPCC: AR5, el escenario de emisión: RCP8.5 y el modelo climático: ACCESO 1.3.

Publicidad