meteored.com.ar

Humo: olor a quemado y complicaciones en el centro del país

Este martes, la zona central del país amaneció inmersa en un manto de humo proveniente de los incendios en el Delta del Paraná. Hubo complicaciones y quejas por el intenso olor. ¿Hasta cuándo seguirá esta situación?

Incendios del Delta
El humo de los incendios llegó a Buenos Aires y alrededores.

Amplias zonas del centro del país –incluida Capital Federal y Gran Buenos Aires- amanecieron el martes sumergidas en una densa capa de humo y un fuerte olor a quemado. El fenómeno es producto de los múltiples focos de incendios que desde hace varios días se registran en el Delta del Paraná, pero también en provincias del norte, como Tucumán, Chaco y Formosa.

La situación meteorológica favoreció el desplazamiento del humo hacia la zona central. El pasaje de un frente frío entre el domingo y el lunes dejó tras de sí condiciones muy estables y un centro de alta presión que genera viento con componente del sector norte y noroeste. Esta configuración atmosférica ayudó a que el humo se desplace hacia el sur y se mantenga en niveles bajos de la atmósfera.

En las primeras horas de la mañana aparecieron en las redes sociales los reportes y las quejas por el fuerte olor a humo y la incomodidad que genera. Además, varias estaciones meteorológicas de la red del Servicio Meteorológico Nacional reportaron visibilidad reducida por presencia de humo: tanto Marcos Juárez, en Córdoba, como Campo de Mayo, en Buenos Aires, reportaron solamente 4 km de visibilidad por la mañana.

Hacia el final de la tarde la situación se volvió a intensificar. A las 18 horas, el Aeroparque Jorge Newbery reportó 1500 metros de visibilidad. En tanto que el aeropuerto de San Fernando reportó solamente 900 metros, lo cual obligó a que algunos vuelos sean demorados o derivados a otros aeropuertos.

“No se puede respirar”

Aunque ahora el fenómeno alcanzó a la Capital Federal y trascendió en los medios nacionales, el humo intenso afecta desde hace varios días la región del litoral. En Rosario, la densidad y persistencia del fenómeno puso en alerta a los vecinos. “No se puede respirar” reclamó en Twitter Pablo Javkin, intendente de Rosario, mientras mostraba en un video las densas columnas de humo avanzando desde Entre Ríos a Santa Fe.

El sábado pasado hubo movilizaciones y miles de personas cortaron el puente Rosario-Victoria, en reclamo de medidas que regulen y penalicen la quema ilegal de pastizales y humedales.

El problema de los incendios se repite todos los años y aún espera una solución. Mientras tanto, el panorama es cada vez más grave como consecuencia de las condiciones de sequía que presenta parte de la Cuenca del Plata, y de la bajante que afecta algunas zonas del Río Paraná. Esta combinación climática favorece la propagación de incendios, que encuentran cada vez más combustible en amplias zonas secas.

De acuerdo a los pronósticos, el avance de un nuevo frente frío durante el mediodía del miércoles hará que el viento rote al sector sur y que el humo se disperse. Pero se tratará solamente una mejora pasajera, porque si los focos de incendio continúan, será cuestión de que vuelva a rotar el viento para que el humo avance nuevamente hacia el centro del país.