meteored.com.ar

Nuevo alerta de la ONU: actuar ya para evitar una catástrofe climática

Nuevo informe asegura que así se implementaran todos los compromisos del Acuerdo de París, las temperaturas aumentarían hasta 3,2°C en comparación con los niveles preindustriales. La ambición colectiva debe aumentar más de 5 veces para lograr los recortes necesarios durante la próxima década.

ONU OMM Acuerdo de París calentamiento global cambio climático
Los esfuerzos colectivos deben aumentar más de 5 veces sobre los niveles actuales durante la próxima década.

El Informe Anual de Brecha de Emisiones del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) brindó conclusiones contundentes acerca del estado actual y probable futuro de nuestro planeta Tierra: la temperatura media podría subir 3,2°C a lo largo del siglo XXI, aunque se cumplan los compromisos de reducción de emisiones enmarcados en el Acuerdo de París, lo que traería "impactos climáticos destructivos".

A menos que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero caigan un 7,6% cada año entre 2020 y 2030, el mundo no alcanzará el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales establecido en el Acuerdo de París.

Esto quiere decir que la ambición colectiva debe aumentar más de 5 veces sobre los niveles actuales para lograr los recortes necesarios durante la próxima década.

El informe anual sobre la brecha de emisiones compara las reducciones reales con las que necesita la lucha contra el calentamiento global y se lanza para servir como guía en la próxima Cumbre del Clima, que se realizará en Madrid. "Estamos avanzando hacia un calentamiento de 3 a 5°C para fines de este siglo en lugar de 1,5 a 2°C, que era el objetivo de París", aseguró el director de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Talas, durante la presentación del informe en Ginebra.

Actuar ya aumentando la ambición

El PNUMA asegura que 2020 es un año crítico para la acción climática. En la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Cambio Climático en Glasgow, Escocia (COP 26), se espera determinar el curso futuro de los esfuerzos para evitar la crisis, y se espera que los países intensifiquen significativamente sus compromisos climáticos.

"Nuestro fracaso colectivo para actuar de manera temprana y dura contra el cambio climático significa que ahora debemos realizar recortes profundos a las emisiones, más del 7 por ciento cada año, si lo desglosamos de manera uniforme durante la próxima década. Esto muestra que los países simplemente no pueden esperar hasta el final de 2020, cuando vencerán nuevos compromisos climáticos, para intensificar la acción. Cada ciudad, región, empresa e individuo deben actuar ahora”, dijo Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa.

Necesitamos ponernos al día con los años en que postergamos. Si no hacemos esto, la meta de 1.5° C estará fuera de alcance antes de 2030", afirmó la funcionaria.

Países desarrollados vs. Países en vías de desarrollo

Las naciones del G20 representan colectivamente el 78% de todas las emisiones, pero solo cinco miembros del G20 se han comprometido con un objetivo a largo plazo de cero emisiones.

"Y la mayoría de los que se comprometieron con nuevos planes el próximo año y con cero emisiones de carbono no están en el G20; Algunos de ellos sí, pero no muchos. Y luego miramos en detalle los países del G20 este año y también tengo que decir que muchos de los planes que se han discutido realmente todavía no se han implementado”, aseguró Cristensen.

El informe indica que, a corto plazo, los países desarrollados tienen que reducir sus emisiones más rápido que los países en desarrollo, por razones de equidad, y porque el Acuerdo establece que las naciones de bajos ingresos aún pueden aumentar las emisiones para impulsar su economía.

Sin embargo, todos necesitarán contribuir más a los efectos colectivos. El informe sostiene que en 2020 todas las naciones deben aumentar sustancialmente la ambición en sus contribuciones determinadas, como se conocen los compromisos de París, con políticas y estrategias para implementarlas. Los objetivos de París aún son posibles afirma el Programa, pero no se están implementando lo suficientemente rápido o a una escala lo suficientemente grande.