meteored.com.ar

Perdida de bosques tropicales en 2021: ¡números rojos en Sudamérica!

La pérdida de bosques vírgenes por deforestación e incendios ha sido constante en los últimos años. Casi la mitad de la perdida registrada en 2021 corresponde a Brasil, y son cuatro los países sudamericanos que se ubican en los primeros seis puestos.

Brasil deforestación Amazonas
En Brasil, especialmente en el Amazonas, se dio casi la mitad de la perdida mundial de bosques tropicales primarios en 2021.

Unas 11,1 millones de hectáreas de bosque tropical fueron destruidas en 2021, predominantemente por la tala así como por incendios, según el análisis realizado por el Observatorio Forestal Mundial del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Maryland.

Según el reciente análisis publicado el 28 de abril, la superficie arrasada es equivalente a toda la isla de Cuba.

La pérdida fue menos grave que en 2020, pero la deforestación sigue produciéndose a un ritmo alarmante en los trópicos. De la superficie perdida, 3,75 millones de hectáreas eras bosques tropicales primarios (llamados también bosques vírgenes), lo que equivale a 10 estadios de fútbol cada minuto, informó WRI.

Brasil Amazonas deforestación Incendios
Brasil posee alrededor de un tercio de los bosques tropicales primarios húmedos que quedan en el mundo.

La pérdida de bosques tropicales primarios ha sido constante en los últimos años y, aunque el área destruida registró una caída de 11 % en 2021 frente a 2020, eso se dio tras un aumento del 12 % de 2019 a 2020.

Los bosques tropicales primarios son cruciales para el equilibrio ecológico del planeta, ya que proporcionan oxígeno y son sumideros vitales de dióxido de carbono, el cual se libera a la atmósfera cuando estos bosques son talados o incendiados, contribuyendo al calentamiento global.

“Cuando se produce la deforestación, cuando se pierden los bosques, no solo se aporta carbono a la atmósfera, sino que también se alteran los patrones de precipitación y se incrementan las temperaturas locales de manera que, por ejemplo, los bosques que quedan son más vulnerables a los incendios y a las condiciones más cálidas y secas que conlleva el cambio climático, dijo Frances Seymour, miembro de WRI, a CNN.

Números cada vez más rojos en Sudamérica

Brasil fue protagonista en la perdida de bosques tropicales primarios en 2021, dado que allí se destruyó 1,5 millones de hectáreas, casi la mitad de lo registrado mundialmente. Esto sucedió especialmente en la Amazonía brasileña, con un área que equivale a dos ciudades del tamaño de Tokio.

El gigante sudamericano posee alrededor de un tercio de los bosques tropicales primarios húmedos que quedan en el mundo y ha mantenido tasas de pérdida por encima de un millón de hectáreas al año desde 2016, según las imágenes que viene captando la plataforma Global Forest Watch, del WRI.

La República Popular del Congo, con 500.000 hectáreas perdidas, ocupó el segundo lugar en el ránking mundial y Bolivia, que batió récord con cerca de 300.000 hectáreas, se ubicó como el tercer país con más bosques de este tipo destruidos.

Entre los seis países del mundo donde más se perdieron bosques tropicales primarios hay cuatro sudamericanos: Brasil, que lidera; Bolivia, que ocupa la tercera posición; Perú, que está en el quinto lugar, y Colombia, que se ubica en sexta posición.

Países que vienen trabajando bien

Algunas conclusiones del informe son motivo para tener cierto optimismo en esta problemática. Indonesia y Malasia, que durante décadas han luchado contra la deforestación desenfrenada, han visto reducir la cantidad de cubierta forestal que pierden anualmente.

"Indonesia registró tasas reducidas de pérdida de bosques por quinto año consecutivo, lo que indica que las políticas públicas de su Gobierno y los compromisos del sector privado en el país están siendo efectivos", señala el informe.