meteored.com.ar

Tras las lluvias, las inundaciones en distintos puntos de Argentina

Las extraordinarias precipitaciones de los últimos días trajeron graves complicaciones. Se registraron inundaciones en Formosa como así también en varias localidades de la provincia de Buenos Aires. En Castelli se inundó el 80% del casco y urbano con el “temporal más importante en 25 años”.

Castelli Minotauro lluvias inundaciones
Minotauro, un clásico parador de la Ruta 2 en Castelli, anegado producto de las lluvias extraordinarias en la región. Fuente: @MetRAnoticias.

Culmina lentamente uno de los eventos de lluvias más destacados de los últimos tiempos en Argentina, el cual produjo lluvias extraordinarias en pocas horas en distintas regiones y llevó al colapso de algunas ciudades puntuales con el anegamiento total o parcial.

Desde comienzos de semana anticipábamos una situación meteorológica compleja desde el jueves 25 en adelante en el país, no solamente por la cantidad de agua que podría eventualmente precipitar, sino porque además la incertidumbre en el posicionamiento espacial de estos máximos pluviométricos fue muy importante entre los distintos modelos de pronóstico.

Independientemente de ello, las alertas oficiales fueron emitidas en tiempo y forma, con varios alertas naranja por lluvias fuertes y tormentas fuertes que involucraron amplias zonas del país.

Las lluvias extraordinarias en la región Núcleo

El primer pulso importante de lluvias afectó durante el jueves la región Núcleo de la Argentina, una de las zonas más postergadas a la hora de analizar los déficits finales que dejó el verano pasado.

La formación con el correr de las horas de un sistema convectivo de mesoescala, como hace mucho tiempo no se observaba en la región, propició una continua regeneración de lluvias y tormentas por varias horas que dejó una cantidad de agua extraordinaria en el centro-sur de Santa Fe (con máximos superiores a 250mm), y también muy significativa sobre Entre Ríos, sudeste de Córdoba, norte de Buenos Aires y la Capital Federal.

Inundaciones en distintos puntos de Argentina

El segundo pulso de precipitaciones fue más extendido y abarcó a más regiones. Tiene que ver con lo que sucedió de viernes a sábado, distinguiéndose por un lado la continua regeneración de lluvias y tormentas sobre el noreste argentino, y por el otro, el desplazamiento de un lento sistema de bajas presiones desde La Pampa y escapando el domingo por la Bahía de Samborombón en Buenos Aires.

En el norte argentino, las cifras oficiales a la mañana del domingo hablan de lluvias acumuladas de 180mm en Formosa, en donde se reportaron anegamientos generales con ingreso de agua en viviendas de distintos barrios de la ciudad.

Registros de lluvia menores pero también significativos se dieron en amplios sectores de Misiones, Chaco y Corrientes. De estas mismas tormentas también se destaca lo sucedido sobre el este de Salta, en donde la intensidad de las mismas en la tarde y noche del viernes hizo que se acumulara más de 100mm en menos de 6 horas en Tartagal.

El otro sector crítico en las últimas horas fue el corredor que va desde el este de La Pampa hacia la Bahía de Samborombón, afectando toda la franja central bonaerense conforme avanzaba lentamente un sistema de bajas presiones.

Las precipitaciones superaron los 100mm en la zona de General Pico (norte de la Pampa) para la mañana del sábado, y luego, azotaron de manera persistente e intensa a lo largo del sábado varios partidos de la provincia de Buenos Aires los cuales se mantenían bajo alerta naranja.

Las complicaciones más importantes se dieron sobre el este de la provincia, afectando a Dolores, Castelli, Chascones, General Conesa, General Lavalle, y el norte del Partido de la Costa.

En Castelli, según informaron desde Defensa Civil, se contabilizó la escalofriante cifra de 340mm en pocas horas, convirtiéndose en el peor temporal de los últimos 25 años, anegando el 80% del casco urbano y dejando al menos 45 personas evacuadas y más de 200 autoevacuadas.