meteored.com.ar

Por una fuga de agua suspenden las caminatas espaciales de la ISS

La NASA continúa investigando el agua que se filtró en el casco de un traje espacial durante una caminata espacial a principios de este año y pospone futuras caminatas espaciales hasta que los ingenieros puedan resolver el problema.

astronauta, espacio, iSS
Un astronauta detectó la acumulación de agua en su casco.

Se terminaron las caminatas espaciales de la Estación Espacial Internacional (ISS) por el momento. Esto informó la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) luego de que el astronauta de la Agencia Espacial Europea Matthias Maurer detectara el pasado 23 de marzo que su traje presentaba una fuga de agua. Al final de la caminata espacial de casi siete horas, Maurer comunicó que se había acumulado agua en su visor, aunque la delgada capa de líquido, de unos 20 a 25 centímetros de ancho, no representaba una amenaza inmediata para él.

Si bien este problema apareció hace más de un mes, la NASA había proporcionado pocas actualizaciones sobre el hecho. Sin embargo, en una reunión del 12 de mayo del Panel Asesor de Seguridad Aeroespacial (ASAP) de la NASA, Susan Helms, una ex astronauta de la NASA que forma parte del panel, dijo que la agencia no estaba realizando caminatas espaciales actualmente porque estaba abierta una investigación.

Esto significa que los astronautas no podrán salir y realizar actividades extravehiculares (EVA) en el espacio, a menos de que surja una situación de emergencia que requiera reparaciones en la ISS. “Tendremos que analizar riesgo versus riesgo”, dijeron desde la agencia. El problema es que la investigación no podrá finalizar hasta que el traje regrese a la Tierra para ser estudiado.

La decisión de no hacer caminatas espaciales de rutina no afecta mucho a las operaciones de la ISS, ya que recién estaba planificado hacer esta actividad a finales de este año, cuando se instalará un segundo conjunto de paneles solares. Pero por las dudas de que se necesite hacer una salida de emergencia, la misión Crew-4 entregó varias almohadillas diseñadas para colocarse dentro del casco para absorber agua. Además se entregarán dieciséis almohadillas más en la misión Starliner.

La NASA no confirmó cuanto tiempo demorará la investigación, pero sí comentó que el traje regresará a nuestro planeta en la próxima misión Dragon de carga de SpaceX, que comenzará su viaje hacia la estación a principios de junio.

La caminata espacial del 2013

El incidente más grave fue el del 2013, cuando se filtró agua en el casco del astronauta de la ESA, Luca Parmitano, poco después de que comenzara su caminata espacial. Finalmente pudo regresar a la esclusa de aire de manera segura, pero con un litro y medio de agua dentro del casco, lo que le dificultó la respiración.

Desde la Agencia sugirieron que las fugas de agua son una evidencia de que los trajes de hace décadas se acercan al final de su vida útil. La NASA se ha centrado en un nuevo traje espacial, llamado xEMU, para las misiones lunares de Artemis, y ha propuesto medidas para extender la vida útil de los trajes de la estación espacial actual hasta 2028.