Tormentas intensas cortan la prolongada sequía

Luego de varios meses sin lluvias significativas sobre la región pampeana, comenzaron a desarrollarse lluvias y tormentas de variada intensidad sobre el centro y este de Argentina. Se prevé que continúen hasta el jueves, con fenómenos fuertes y precipitaciones abundantes.

El final de agosto fue auspicioso para la zona central del Argentina. La llegada de las lluvias y tormentas cortaron un prolongado período sin lluvias significativas. Sólo algunos sectores del centro y norte de Buenos Aires habían tenido eventos de precipitaciones relativamente importantes durante el invierno, mientras que el resto las últimas lluvias destacadas habían sido a principios del otoño. Las tormentas que comenzaron en la jornada del martes 31 de agosto continuarán durante miércoles y jueves, provocando eventos de moderada a fuerte intensidad. Muchos sectores han registrado la caída de granizo y ráfagas de viento muy importantes.

Para la jornada del jueves se prevé una situación similar, con lluvias y tormentas sobre la zona central de Argentina, abarcando especialmente a las provincias de La Pampa, Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y parte de Córdoba. La particularidad de estos fenómenos radica en que son eventos muy fuertes de corta duración, por lo que en general, las lluvias abundantes son muy acotadas, pero también están asociadas a la caída de granizo y a las importantes ráfagas de viento. La situación comenzará a cambiar progresivamente durante la jornada del viernes, con descenso de la temperatura y viento del sector sur.