El planeta Tierra más verde que a fines del siglo XX

Parecen llegar buenas noticias con los resultados de un trabajo de investigación reciente, nuestro planeta tiene mayor porcentaje de verde que hace dos décadas atrás. Veamos de qué se trata.

Marina Fernández Marina Fernández 17 Feb 2019 - 16:12 UTC
Ecologización
Los ambiciosos métodos de plantación de árboles y agricultura intensiva, son responsables de este aumento de superficie verde planetaria.

Un reciente estudio publicado descubre que el mundo es más verde que hace 20 años. Las zonas del planeta que aportaron en mayor medida para el aumento de la vegetación global en estos últimos años han sido China e India. Ranga Myneni de la Universidad de Boston, y sus colegas, detectaron el fenómeno de “ecologización” utilizando datos satelitales.

Para llegar a esta conclusión utilizaron fotografías tomadas por el espectrorradiómetro de imágenes de media resolución (MODIS, por sus siglas en inglés). Este instrumento científico fue lanzado en órbita terrestre por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) en 1999 a bordo del satélite Terra y en 2002 a bordo del satélite Aqua. En este caso el sensor por satélite MODIS ha capturado hasta cuatro tomas de cada lugar de la Tierra todos los días durante los últimos 20 años.

Sus sensores son capaces de detectar: procesos en la atmósfera como distintos tipos de nubes, tempestades, material en suspensión; cuestiones oceanográficas tales como manchas, cantidad de hielo, temperatura superficial; y sobre la superficie terrestre permite cartografiar áreas cubiertas de nieve, zonas de incendios, llamas, brazas y con cobertura vegetal como en este caso de estudio.

Resultados del estudio

La NASA pudo precisar que cada año se crean más de 5 millones de kilómetros cuadrados de áreas de hoja verde, en comparación con los primeros años de la década de 2000, esto equivale a un 5% de aumento. Para que podamos tomar dimensión sería el área cubierta por todas las selvas tropicales del Amazonas.

Las imágenes demuestran que los países de China e India fueron los que mayor aumento de cobertura vegetal brindaron en el periodo de estudio. Estos dos países emergentes son de los más poblados de la tierra y trabajan con esfuerzo en pro de la ecología, lo cual es muy valorable dado que “existe una noción general de degradación de la Tierra en países muy poblados debido a la sobreexplotación”, comentó Chi Chen del Departamento de Tierra y Medio Ambiente de la Universidad de Boston, en Massachusetts, y autor principal de este trabajo.

Tras la investigación se sabe que un 42% de la vegetación en China proviene de la expansión y conservación de bosques y un 32% de la agricultura. Si bien India batió su propio récord mundial en 2017 con el número de 66 millones de árboles jóvenes plantados en 12 horas, logra este proceso de reverdecimiento por la agricultura. La necesidad de alimentar a su numerosa población lleva a desarrollar prácticas de cultivo alternado, utilizando así los campos durante todo el año con diferentes producciones (granos, frutas, vegetales, etc.). Este incremento muestra un porcentaje en alza de un 35 a 40% desde el año 2000.

Relación pérdida-ganancia de verde

Por un lado tenemos este aumento de verde a nivel mundial que aportan en mayor medida China, India, Unión Europea, Canadá, Rusia y en un menor porcentaje Australia, Estados Unidos y México; pero los autores remarcan que por otro lado este aporte no compensa la enorme pérdida de vegetación natural que se viene dando en países como República Democrática del Congo, Indonesia, Brasil y Argentina, por ejemplo.

El co-autor del trabajo Rama Nemani, científico investigador del Centro de Investigación Ames de la NASA, en Silicon Valley, California declara que: “Cuando se observó por primera vez la ecologización de la Tierra, pensamos que se debía a un clima más cálido y húmedo y a la fertilización del dióxido de carbono agregado en la atmósfera, lo que provocó un mayor crecimiento de hojas en los bosques del norte, por ejemplo. Ahora, con los datos de MODIS que nos permiten comprender el fenómeno a escalas realmente pequeñas, vemos que los humanos también están contribuyendo ".

Por lo tanto, "ya que la influencia humana directa es un impulsor clave de la ecologización de la tierra, debemos tener esto en cuenta en nuestros modelos climáticos”, aseguró Nemani. Esto ayudará a los científicos a hacer mejores predicciones sobre el comportamiento de los diferentes sistemas de la Tierra, lo que ayudará a los países a tomar mejores decisiones sobre cómo y cuándo actuar".

Publicidad