Semana con nuevas y abundantes lluvias en el noreste argentino

Las lluvias del fin de semana volvieron a agravar la situación del noreste y el panorama no es alentador. Semana mayormente templada y húmeda en el país, la ausencia de frío seguirá siendo llamativa en los próximos días.

Christian Garavaglia Christian Garavaglia 06 May 2019 - 15:37 UTC
Inundaciones Chaco noreste lluvias Argentina
Lluvias copiosas afectaron fuertemente el sur y sudoeste chaqueño durante este último fin de semana.

De manera recurrente vienen registrándose eventos de lluvias intensas en el noreste argentino desde finales del mes de marzo. Esta situación viene agravando el estado de los suelos que ya se encuentran sumamente saturados, produciéndose inundaciones rurales y en muchos casos urbanas que llevan a la evacuación de personas. El acceso a muchas localidades y pueblos rurales se ve dificultado por el estado actual de los caminos y solo es posible mediante el uso de tractores.

Este fin de semana se dio un nuevo temporal en la región que dejó extraordinarios acumulados de precipitación, fundamentalmente sobre el sur y sudoeste de la provincia de Chaco. Enrique Urien fue una de las localidades más afectadas, en donde las precipitaciones caídas superaron los 300 milímetros y se encuentra totalmente inundada con un alto porcentaje de su población evacuada. Villa Ángela es otra localidad muy complicada en el sudoeste chaqueño en donde en las últimas horas habían precipitado 170mm y se alcanzaba un total de 250mm durante todo el fin de semana según datos de la Administración Provincial del Agua (APA).

Promediando la mañana del lunes, la provincia chaqueña presentaba una mejora temporaria de las condiciones y los focos de tormenta se desplazaron hacia el este, afectando para esta hora la provincia de Misiones.

¿Cómo empieza la semana?

Se destaca en este comienzo de lunes el ingreso de un sistema de altas presiones sobre la región central de Argentina. El ingreso de aire más seco y estable favorece la presencia de una menor cobertura nubosa con respecto a lo sucedido el último fin de semana. En el norte del país se mantiene todavía el aire húmedo e inestable con presencia de algunas lluvias aisladas, y algunas tormentas en Misiones.

Hacia el martes el sistema de altas presiones se encontrará en avance hacia el Mar Argentino y prevalecerán los vientos del sector este en la región central con aporte de humedad en las capas bajas de la atmósfera. El paso de algunas perturbaciones en altura favorecería la formación de nuevas lluvias y chaparrones sobre Mendoza, San Luis, Córdoba, La Pampa y sudoeste de Buenos Aires.

Entre martes y miércoles la probabilidad de precipitaciones sobre el centro-este del país es bastante menor aunque habrá periodos de abundante nubosidad y ligera inestabilidad bajo un ambiente que se mantendrá fresco a templado. La inestabilidad persistirá sobre el noroeste y noreste argentino durante martes y miércoles. El cielo se presentará mayormente nublado y cabe esperar la continuidad de lluvias, lloviznas y chaparrones en forma aislada. Sobre las provincias del noreste vuelve a aumentar la chance de tormentas dispersas para la jornada del miércoles.

Complicaciones hacia la segunda mitad de semana

La situación meteorológica sobre el centro y norte de Argentina se irá complejizando entre jueves y sábado con el avance de un marcado eje de bajas presiones en los niveles medios y altos de la tropósfera que induciría la formación de un sistema de bajas presiones a nivel superficial (ciclogénesis) hacia el viernes y sábado.

Cabe esperar entonces a partir del jueves una mayor organización e intensificación de las áreas de precipitaciones, comenzando con mayor probabilidad este día sobre Mendoza, San Luis, La Pampa, sur de Córdoba y oeste de Buenos Aires.

Hacia la segunda mitad del jueves y fundamentalmente durante el viernes el panorama se complicará mucho sobre las provincias del norte recientemente afectadas. Un nuevo evento de lluvias abundantes podría presentarse en la región del noreste argentino, con valores estimados del orden de los 50 a 150mm en un periodo de aproximadamente 36hs.

Para el viernes estaría consolidado un profundo sistema de bajas presiones en superficie sobre el este del país, dejando fuertes vientos del sector sur en la región central, con precipitaciones aisladas pero tendencia a mejorar progresivamente durante la jornada.

Para el fin de semana se espera una notable mejora de las condiciones de tiempo sobre el centro y norte de Argentina con predominancia de condiciones soleadas y secas. Seguirá siendo llamativa la ausencia de aire frío en el país promediando el mes de mayo.

Publicidad