meteored.com.ar

Glaciares emblemáticos del Patrimonio Mundial desaparecerán para 2050

La voz de alerta la da UNESCO que indica que unos 50 sitios que son Patrimonio Mundial albergan 18600 glaciares que podrían desaparecer para 2050. Si las temperaturas globales siguen subiendo ese número puede seguir aumentando rápidamente.

Glaciares
Un tercio de los glaciares están condenados a muerte más allá de que se logre detener el aumento de la temperatura global.

Nuevos datos aportados por UNESCO ponen de manifiesto el acelerado deshielo de los glaciares en los sitios del Patrimonio Mundial, ya que los glaciares de un tercio de los sitios van a desaparecer para 2050. La única posibilidad de salvar los dos tercios restantes es lograr que la temperatura global no siga ascendiendo más allá del umbral de 1,5 °C por encima de los valores del período preindustrial.

De los sitio que fueron declarados Patrimonio Mundial por UNESCO, 50 de ellos albergan glaciares. Se han identificado un total de 18.600 glaciares en estos 50 sitios, que cubren unos 66.000 km2, lo que representa casi el 10% de la superficie con glaciares total de la Tierra.

Entre ellos se encuentran el más alto (junto al monte Everest), el más largo (en Alaska) y los últimos glaciares que quedan en África, entre otros, lo que da una visión representativa de la situación general de los glaciares en el mundo.

Pero un nuevo estudio de la UNESCO, en colaboración con la International Union for Conservation of Nature (UICN), muestra que estos glaciares están retrocediendo a un ritmo acelerado desde el año 2000 en correlación directa con las emisiones de dióxido de carbono (CO2), que ayudan al ascenso de las temperaturas medias globales.

58.500 millones de toneladas de hielo menos

Actualmente los glaciares pierden en promedio unas 58.000 millones de toneladas de hielo al año, lo que equivale al uso anual combinado de agua de Francia y España, y son responsables de casi el 5% del aumento del nivel del mar observado en el mundo.

En pocas palabras, el informe concluye que los glaciares de un tercio de los 50 sitios del Patrimonio Mundial están condenados a desaparecer si o si en 2050, independientemente de los esfuerzos que se hagan para limitar el aumento de la temperatura. Pero la preservación del resto depende de no superar el umbral de aumento de temperatura de 1.5 °C en comparación con el periodo preindustrial.

Audrey Azoulay, directora general de UNESCO señaló en un comunicado oficial que “este informe es una llamada a la acción. Sólo una rápida reducción de nuestros niveles de emisiones de CO2 puede salvar los glaciares y la excepcional biodiversidad que depende de ellos”. Este es un tema que se planteó en la COP27 en Egipto como tema central.

Pero también es cierto, como se planteó desde aquí, que en este tipo de temas hay cierto cinismo, cuando muchos políticos, agentes económicos o responsables de ONGs que se rasgan las vestiduras con la necesidad de bajar las emisiones de CO2, llegaron a la COP27 en más de 400 jets privados. Una de las principales patrocinadoras de la COP27 ha sido Coca Cola, que está dentro de las empresas más contaminantes del mundo por el uso de plástico.

La mayoría de los glaciares retroceden a mayor velocidad

La mitad de la humanidad depende directa o indirectamente de los glaciares como fuente de agua para uso doméstico, agrícola y energético. Los glaciares son también pilares de la biodiversidad y alimentan muchos ecosistemas. Cuando los glaciares se derriten rápidamente, millones de personas se enfrentan a la escasez de agua y al aumento del riesgo de catástrofes naturales como las inundaciones, y otros millones pueden verse desplazados por la consiguiente subida del nivel del mar.

Algunos datos concretos sirven para tener un mayor contexto de la situación a nivel global. En África, es muy probable que los glaciares de todos los sitios del Patrimonio Mundial desaparezcan en 2050, incluidos el Parque Nacional del Kilimanjaro y el Monte Kenia. En Asia, los glaciares de los Tres Ríos Paralelos de las Áreas Protegidas de Yunnan (China) han sido el de mayor pérdida de masa con respecto al año 2000 (57,2%) y también el glaciar que más rápido se derrite de la lista. Por su parte, los glaciares del Tien-Shan occidental (Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán) han disminuido un 27% desde el año 2000.

En América Latina, los glaciares en el Parque Nacional Los Alerces, en Argentina, han perdido el 45,6 % de su masa y son los segundos a nivel global con mayor pérdida relativa de masa. Los glaciares en el Parque Nacional Huascaran, en Perú, han perdido el 15 % desde el 2000. En Europa, los glaciares del Monte Perdu, en los Pirineos, y los glaciares en las Dolomites, en Italia, es altamente probable que para el 2050 ya hayan desaparecido.